Y al final Maratón de Atenas. Reto conseguido. 12 maratones descalzas en un año.

En el estadio olímpico de Atenas

Atenas siempre está en el imaginario de los corredores como el lugar donde se gestó la carrera por excelencia de los fondistas, la maratón. En mi reto de hacer doce maratones descalzo en un año terminar allí era el homenaje a una prueba que se convierte en un destino en la vida. Ha sido una de las mejores experiencias y a la vez una de las más duras. Cada maratón te plantea nuevos retos y ésta no fue menos. Ha sido una satisfacción llevar la camiseta del Saltamontes al estadio olímpico Phanatinaikos donde se gestaron las primeras olimpiadas antiguas y la primera moderna.

Os dejo el enlace a la crónica detallada y la colección de fotos del evento.