EL CORREDOR VIRTUAL

Correr es una actividad que en su esencia es física, donde el deportista se expone además de forma directa a entornos muy variables, a climatologías a las que se ha de adaptar y al estado de forma de su cuerpo con las múltiples implicaciones que eso supone. Es pues una actividad que los corredores sienten en sus carnes con gran intensidad. Sin embargo, al igual que otras muchas actividades deportivas, el desarrollo de la misma se está potenciando gracias a los elementos virtuales que no dejan de incorporársele. El corredor encuentra información, servicios, equipamiento y compañeros con quienes compartir su muchas veces solitaria actividad. Esta complementación que podríamos entender como eso, como algo secundario comienza a convertirse en algo casi imprescindible.

Enumeraremos, por ejemplo, todas las facetas de virtualización que convergen en un actividad deportiva como es la de los corredores populares:
1. DATOS DE LA ACTIVIDAD DIRECTA DEL CORREDOR. Uso de dispositivos de medida y registro de rendimientos y recorridos, como relojes, cronógrafos con sensor de ritmo cardiaco y GPS.
2. INFORMACIÓN PROFESIONAL O CORPORATIVA ESPECIALIZADA. Acceso a conocimientos especializados sobre entrenamiento, medicina deportiva, dietética deportiva y características de material en webs profesionales especializadas.
3. CONOCIMIENTO SOCIAL DE LA PRÁCTICA. Posibilidad de compartir conocimiento de la práctica directa de otros corredores en foros, blogs y otras herramientas sociales. Asimismo se plantea la posibilidad de apoyar a organizaciones preexistentes de corredores así como ayudar a otras.

4. INFORMACIÓN PARA EL DESARROLLO ORGANIZADO DE LA ACTIVIDAD. Acceso a la programación de carreras, con toda la información relativa a las mismas: reglamento, circuito, fechas, premios, cuota y facilitando su pago, así como información de utilidad si se desea viajar al lugar de la carrera. Internet se ha convertido en los últimos años en una herramienta excelente para la organización de eventos, facilitando enormemente las labores informativas y de gestión tanto antes como despues de la carrera. Por otra parte se proporciona a los corredores información personalizada inimaginable hasta hace pocos años, como los ritmos de paso por carrera, fotografías de cada corredor así como información comparativa con el rendimiento y posición de otros corredores.
5. ENTRENADORES PROFESIONALES. Acceso a entrenadores profesionales que virtualmente guían al corredor en su evolución.
6. COMPETICIONES VIRTUALES. Se organizan eventos en los que los datos se contrastan en Internet, aunque los participantes estén distribuidos por todo el mundo.
En esencia se recogen todos los aspectos de la actividad deportiva, tanto los vinculados a la formación en su desempeño, a los correspondientes al equipamiento a utilizar, las que se derivan de la relación social entre los participantes y por supuesto todo lo que se extrae de la práctica directa tanto en entrenamientos como en competiciones.
La cuestión de fondo no es ya el hecho de que todo lo enumerado tiene una gran utilidad para muchos corredores. Nos podemos plantear con claridad que para muchas personas la información que han encontrado en la red, así como las relaciones que les han acompañado presencial o virtualmente en el devenir de la actividad, han sido decisivos para que muchos de ellos sigan corriendo o comiencen a hacerlo.
Nos guste o no la virtualización del deporte en general y del correr en particular es un hecho que va impregnando cada vez más la actividad hasta hacerla toda una. A muchos de nosotros nos desagradaría sumamente salir a correr sin nuestro reloj GPS que nos marca lo que corremos y al ritmo que vamos, tampoco nos gustaría volver a aquella situación en la que localizar nuevas carreras e inscribirse en ellas era una odisea. Curiosamente los corredores sudorosos, dispuestos a extenuar su cuerpo hasta el límite, van, vamos más allá proyectándonos en los ceros y unos del universo digital.

Emilio Sáez Soro