Participación en la I Maratón de La Coruña

Este domingo quince tuve la suerte de poder participar en la primera maratón de La Coruña y la primera que se celebraba en Galicia, todo un acontecimiento histórico.

Suerte también porque las lesiones me respetaron y me dejaron salir aunque casi no me dejan llegar, ya que los últimos once kilómetros tuve que estar parando constantemente para intentar quitarme los calambrazos que me atenazaban los benditos isquiotibiales.

Pero bueno, se llegó, honrosamente y disfruté de una estupenda carrera, con vendaval de lluvia y granizo incluido entre el kilómetro cuatro y siete de la carrerita. La primera vez que me apedrean en una competición, pero bueno, mal de muchos…

También fue la primera maratón en la que me tocó dar vueltas a un circuito, ya que fueron tres vueltas de catorce kilómetros. Suerte que el panorama era de lo más estimulante con el océano casi siempre a la vista y ese ventarrón que te hacía volar, a veces en contra a veces a favor.

Pues nada, si os gustan las maratones diferentes, ésta tiene mucha personalidad.

Yo de momento me despido de competiciones, voy a iniciar la transición al correr minimalista y me llevará unos meses estar de nuevo en condiciones. Lo que hay que hacer para evitar las lesiones.